Después del viaje que hicimos este pasado marzo a Grecia como voluntarios independientes no hemos dejado de preguntarnos en como seguir poniendo nuestro granito de arena para no dejar solos/as a todas esas familias obligadas a dejar sus tierras por la tiranía de las guerras….porque hoy, siete meses después de ese viaje la situación no ha mejorado mucho en los campos y aunque ya no lleguen tantas personas en busca de refugio, este verano habremos batido el record de ahogados en el mediterráneo.

En los campos de refugiados se sigue necesitado de lo mas básico pero creemos que esto debe ir acompañado de sensibilizacion pedagógica, por eso nos vamos al Camino de Santiago, para dialogar y dar testimonio de nuestra experiencia con los refugiados a los peregrinos y peregrinas venidos de toda Europa y del mundo. Queremos llamar la atención con el siguiente texto que vamos a dar para los peregrinos:

¡Peregrino!

Tú que vas a Santiago caminando con tu equipaje a la espalda sabes lo duro que es el camino…Imagina por un momento que por la tarde no te esperara una ducha, que no te recibiera ningún hospitalero que se borraran todas las flechas…. imagina que saliste a andar con todas tus pertenencias porque en tu país hay una guerra. Piesa por un momento que no volverás nunca más a tu casa porque ya no existe, que hay etapas del camino que van por el mar y que debes negociar con máfias el precio para que te dejen una barca muy insegura para pasar. Puedes imaginarte que al llegar a Santiago te dieran una tienda de campaña para dormir en el suelo de la ciudad, que no pudieras salir, que todo tu dinero se ha quedado por el camino, que tus hijos y tus padres van contigo….

¡Peregrino! Aunque parezca mentira miles de personas estan ahora mismo en esa ruta que te has podido imaginar, muchos mueren ahogados en el mar y otros son deportados a sus paises en guerra después de meses de travesía. Salieron de sus paises huyendo del ISIS, dictadores o simplimente de la guerra.

Tenemos mucha suerte de caminar por este camino de Santiago de paz y hospitalidad pero no debemos olvidar a nuestros hermanos peregrinos sin otra opcion que caminar o morir.

Piensa un poco en ello en tu caminar, si eres religioso ora por ellos en la próxima Iglesia si no, puede servirte un arbol o un rio…No te olvides de ellos cuando a tu casa regreses: puedes ayudarles directamente viajando a Grecia (se necesitan manos), informandote y sensibilizando a los otros para que el miedo o la indiferencia no se instalen en sus corazones.

Paz y bien

¡Buen camino!

Vamos a hacer esta acción sin pedir nada a cambio a los caminantes, osea no haremos ninguna colecta pero para que nosotras la podamos llevar a cabo necesitamos de vuestra colaboración.

Gracias por vuestra atención, aportaciones y difusión. Seguimos unidos en el deseo de un mundo más justo para todos/as.

Sobre nuestra experiencia en Grecia:

 

Nuestro diario de Grecia:

http://www.feleloslet.wordpress.com

Advertisements